Saltar al contenido

¿Son seguros los campos de fútbol artificiales?

Las canchas para todo tipo de condición meteorológica llevan utilizándose durante muchos años en diversos deportes, como el fútbol, el rugby, el lacrosse y los deportes gaélicos. Estas superficies de juego suelen emplear gránulos de caucho para conseguir que resistan a la intemperie y añadirles capacidad de absorción del impacto y tracción. Pero, ¿son seguros los gránulos de caucho?

La mayor parte de los gránulos están hechos de los neumáticos desechados, que han sido divididos en bolas de pequeño tamaño. Sabemos que los neumáticos contienen algunos productos químicos peligrosos; así pues ¿los gránulos hacen que esos terrenos de juego sean peligrosos?  

Existe muy poca preocupación al respecto

La ECHA examinó en primer lugar esta cuestión en 2017. Los resultados demostraron que la preocupación en materia de salud en relación con la actividad en este tipo de superficies artificiales es muy escasa, ya que las concentraciones de las sustancias químicas en cuestión (como los hidrocarburos aromáticos policíclicos, metales y plastificantes) medidas en los gránulos han sido, en general, muy bajas. Sin embargo, la ECHA señaló que, por lo que respecta a los emplazamientos interiores, el uso debe limitarse a garantizar que los gránulos de caucho solo pueden contener niveles bajos de las sustancias más peligrosas.

Manténgase seguro cuando juegue

Aunque en el informe inicial se observó un riesgo muy bajo, siempre hay medidas que adoptar para reducir aún más el riesgo: 

  • lávese las manos después de jugar y antes de comer;
  • limpie los cortes o arañazos;
  • quítese el calzado y los equipos deportivos antes de irse a casa; y 
  • por supuesto, ¡no se trague los gránulos!

 

Desde que se publicó el informe de la ECHA en 2017, se ha llevado a cabo una investigación de seguimiento para estudiar más a fondo la necesidad de limitar aún más los niveles de algunos de los productos químicos, especialmente en el caso de los hidrocarburos aromáticos policíclicos.

En julio de 2018, el Instituto Nacional de Salud Pública y Protección del Medio Ambiente de los Países Bajos (RIVM) propuso reducir los límites de concentración de ocho hidrocarburos aromáticos policíclicos presentes en los gránulos de caucho y los recubrimientos del suelo utilizados en parcelas deportivas, otras instalaciones deportivas y áreas de juego.

Los comités de la ECHA están evaluando la propuesta y darán su opinión a la Comisión Europea antes de finales de 2019.


Route: .live2