Saltar al contenido

Efectos combinados de las sustancias químicas

Las sustancias químicas están por todos lados a nuestro alrededor, pero ¿qué ocurre con nuestra salud o el medio ambiente cuando se combinan los efectos de las sustancias individuales?

La química es una parte fundamental de la vida y de nuestra existencia. En los últimos tiempos, en el marco de la evolución y los avances, nos vemos expuestos a cantidades crecientes de sustancias químicas, tanto artificiales como naturales, procedentes de diversas fuentes, como los alimentos, el agua, los medicamentos, el aire, los cosméticos, los productos sanitarios, las prendas de vestir y otros artículos de consumo. No solo los seres humanos estamos expuestos a estas sustancias; también el medio ambiente, la fauna y la flora.

Los efectos combinados de las sustancias químicas se dan en tres situaciones diferentes:

  1. Los productos que utilizamos pueden consistir en una mezcla de sustancias químicas diferentes, lo que nos expone tanto a las personas, como al medio ambiente, a todos ellos, al mismo tiempo.
  2. Podemos vernos expuestos a una sola sustancia química procedente de fuentes diferentes. Esto puede dar lugar a una mayor exposición a lo largo del tiempo para nosotros, y para el medio ambiente.
  3. Igualmente, tanto las personas como el medio ambiente podemos exponernos a sustancias químicas diferentes procedentes de fuentes distintas, liberadas en diferentes momentos y lugares. En algunos casos, la exposición a varias sustancias químicas puede dar lugar a efectos más graves que los derivados de la exposición a cada una de las sustancias químicas por separado.

Los peligros y los riesgos de las sustancias químicas se evalúan actualmente respecto a cada una de ellas. La UE limita la cantidad de sustancias químicas permitidas en los productos que adquirimos, el aire que respiramos, y en los alimentos y el agua que consumimos. Sigue considerándose con preocupación que el análisis de las sustancias químicas por separado no proporcione suficientes garantías, y que los efectos combinados de las sustancias químicas deben abordarse de manera más sistemática.

Por el momento no existe ningún sistema a escala de la UE para evaluar los efectos y los riesgos de la combinación de sustancias químicas. Se ha avanzado en este campo, y los científicos estudian la manera en que los grupos de sustancias químicas que dan lugar a elevados niveles de exposición para las personas y el medio ambiente pueden someterse a una evaluación de riesgos combinada. Resulta muy difícil, si no imposible, analizar todas las mezclas mediante la utilización de experimentos estándar. Es necesario emplear mejores estrategias de ensayo y métodos de comprobación alternativos novedosos basados en la aplicación de modelos informáticos y de experimentación sin animales.

La Comisión Europea trabaja para identificar las mezclas que deban evaluarse con carácter prioritario, no sustancia a sustancia, sino de forma conjunta y en combinación con otras mezclas. Los científicos y los reguladores también encuentran nuevas vías para corregir las lagunas de información existentes y comprender mejor las mezclas a las que nos exponemos.

La ECHA sigue los avances en este campo y colabora con las empresas, el mundo académico y las organizaciones internacionales para analizar la necesidad de una evaluación combinada de riesgos y peligros de las sustancias químicas en el mercado europeo y, cuando se identifica una necesidad, la ECHA también actúa respecto a los riesgos de los efectos combinados. Consulte los enlaces que siguen para conocer ejemplos de estas medidas.

Más información


Route: .live2