Saltar al contenido

Primeros auxilios en caso de exposición a sustancias químicas

Los venenos son sustancias que causan daños cuando se ingieren, se respiran o entran en contacto con la piel o los ojos. Aunque actúe con suma prudencia y se asegure de que sus sustancias químicas se almacenan en un lugar protegido, puede producirse la exposición. En tal caso, su centro nacional de toxicología está ahí para ayudarle.

En cada Estado miembro de la UE existen centros toxicológicos que reciben información sobre las sustancias químicas que se encuentran en mezclas peligrosas (por ejemplo, pinturas, detergentes y adhesivos) de importadores o usuarios intermedios que los comercializan en la Unión.

Con esta información, dichos centros pueden ayudar a los consumidores, médicos y usuarios profesionales ofreciéndoles asesoramiento médico en los casos de intoxicación química.

Cada año, en torno a la mitad de las llamadas recibidas por los centros europeos de toxicología corresponden a situaciones de exposición accidental de menores a sustancias químicas. Por tanto, asegúrese de no dejar productos que contengan sustancias químicas en lugares a los que sus hijos puedan acceder.

¿Cómo evitar las intoxicaciones en el hogar?

Qué hacer Qué no hacer
Lea siempre las etiquetas de advertencia y siga las instrucciones de seguridad. NO mezcle NUNCA los productos del hogar al limpiar, ya que podrían liberar vapores tóxicos.
Guarde todos los productos y medicamentos en sus envases originales y fuera del alcance de sus hijos. NO transfiera NUNCA productos químicos domésticos ni medicamentos a envases diferentes.
Recuerde que las vitaminas, los comprimidos de hierro y los productos de herbolario también son medicamentos y pueden resultar peligrosos para los niños pequeños. NO retire NUNCA las etiquetas de los productos químicos domésticos ni de los frascos de medicamentos.
Si debe ausentarse mientras utiliza un producto, coloque antes el tapón en su lugar y guárdelo en un sitio seguro. NO tome NUNCA medicamentos frente a sus hijos: puede que intenten imitarle creyendo que son caramelos.

Mantenerse seguro en el trabajo

Pueden encontrarse sustancias químicas peligrosas en casi todos los lugares de trabajo. En toda Europa, millones de trabajadores entran en contacto con sustancias químicas y agentes biológicos que pueden causarles daños.

Algunas sustancias extremadamente peligrosas, como el amianto, que provoca cáncer de pulmón y otras enfermedades respiratorias mortales, se encuentran actualmente prohibidas o sometidas a controles estrictos. Asimismo, allí donde se siguen utilizando otras sustancias químicas peligrosas, se ha legislado en materia de salud y seguridad en el trabajo para gestionar los riesgos en los lugares de trabajo.

Con arreglo a esta legislación, los empleadores deben identificar y evaluar todos los riesgos presentes en el lugar de trabajo, incluidos los de exposición a sustancias químicas peligrosas. Asimismo, han de formular las medidas pertinentes para gestionar los riesgos y aplicarlas. En el caso de los riesgos relacionados con las sustancias químicas peligrosas, los empleadores pueden utilizar las fichas de datos de seguridad como fuente de información.

Se trata de documentos que contienen información sobre los peligros del producto en cuestión, y consejos sobre las precauciones que deben adoptar los trabajadores para utilizar el producto de manera segura. Los fabricantes y proveedores de sustancias químicas peligrosas deben proporcionar fichas de datos de seguridad a sus clientes industriales y profesionales.

Estas fichas contienen información más detallada sobre peligros que la etiqueta de los productos, y pueden utilizarse para identificar los riesgos de la sustancia química que vaya a utilizar y protegerse de los mismos, ya que incluyen consejos sobre la manera de manejar un producto con seguridad y sobre lo que se debe hacer en una situación de emergencia.

La sección 4 de las fichas de datos de seguridad está dedicada a medidas de primeros auxilios. La información indica qué hacer si un empleado respira una sustancia química, se la traga, o si esta entra en contacto con la piel o los ojos. También se refieren posibles síntomas y efectos agudos o diferidos y tratamientos.

Más información


Route: .live1