Saltar al contenido

Lo que conviene saber sobre los tintes para el pelo

Más del 60 % de las mujeres europeas y hasta el 10 % de los varones se tiñen el pelo. La UE es el mercado más seguro del mundo en lo que respecta a los tintes capilares. Sin embargo, los productos contienen un gran número de sustancias químicas y pueden causar reacciones alérgicas.

Todos los productos de teñido del cabello en la UE deben cumplir el Reglamento sobre productos cosméticos, en el que se refieren los ingredientes de coloración cuyo uso está permitido, pero también los que se encuentran prohibidos. Más de 100 tintes para el pelo se han considerado seguros y aptos para su uso. Se han prohibido más de 180 ingredientes.

La ley exige a los fabricantes de cosméticos que garanticen que sus productos se han sometido a una evaluación científica de su seguridad antes de su venta. Deben remitir la información de tal evaluación a las autoridades europeas a través de un portal de notificación de productos cosméticos, demostrando que la sustancia utilizada en el producto no supone ningún riesgo para la salud. Los comités científicos de la Comisión evalúan el riesgo.

Diferencias en los tintes para el pelo

Para los cambios temporales de color se utilizan tintes de pelo temporales y semipermanentes. Los productos recubren el pelo y se eliminan mediante el lavado con champú.

Los tintes capilares permanentes son resistentes a los champús y sus colores van desapareciendo con el pelo a lo largo del tiempo. Los tintes no recubren el pelo; los colores se forman como resultado de una reacción química, a menudo utilizando peróxido de hidrógeno. Representan entre el 70 y el 80 % de los productos de coloración en Europa.

Otra diferencia depende del color final que se obtiene: los tintes concebidos para producir colores de pelo más oscuros utilizan concentraciones de sustancias químicas más fuertes que los que se emplean para obtener colores más claros. Por tanto, es probable que se exponga a una mayor cantidad de sustancias químicas.

El riesgo de alergia es menor si, en lugar de teñir todo el pelo, únicamente se tiñe parte del mismo, por ejemplo, en forma de mechas. Esto se debe a que el tinte se encuentra menos en contacto con la piel.

¿Relación con el cáncer?

Los estudios constantes realizados sobre el uso de tintes para el pelo y el cáncer han deparado resultados no concluyentes. Algunos estudios epidemiológicos indican que los peluqueros y barberos, que se encuentran más expuestos a los tintes de pelo, presentan una mayor incidencia de cáncer de vejiga. Sin embargo, otros estudios, sobre todo en Europa, contradicen tales conclusiones. Por ejemplo, un análisis reciente en el que se tuvieron en cuenta todos los estudios publicados anteriormente ha puesto de relieve que no existe ningún riesgo adicional de cáncer de vejiga derivado del uso de tintes de pelo personales.

Los productos fabricados antes del decenio de 1980 sí contenían sustancias químicas de las que se ha determinado que causan cáncer en animales. Desde entonces, los fabricantes las han ido sustituyendo por otras más seguras.

Más información


Route: .live1