Saltar al contenido

Nanomateriales y salud

¿Son las sustancias en nanoformas más peligrosas que en su tamaño normal? Algunas sí y otras no. Al igual que cualquier otra sustancia química, los nanomateriales deben evaluarse caso por caso.

Los nanomateriales y sus efectos en nuestro organismo pueden ser tan distintos como los de cualquier otra sustancia química. Por tanto, deben evaluarse por separado, como cualquier otra sustancia. Aunque se evalúe una sustancia y se determine su inocuidad en su forma macroscópica, debe examinarse en cualquier caso en la nanoforma.

Cómo determinar si un nanomaterial es tóxico

Una de las cuestiones que los científicos tratan de averiguar es si los nanomateriales entran y permanecen en el organismo y se acumulan con el tiempo, o si se excretan o se digieren. No es una tarea sencilla.

Son muchos los factores que se han de considerar al tratar de determinar si un nanomaterial es nocivo o no, como el tamaño y la forma, y en particular, cómo se comporta una vez que la partícula se desintegra en nanopartículas. Por ejemplo, algunos nanomateriales pueden alcanzar partes del cuerpo inalcanzables para otras partículas, y será necesario establecer qué implicaciones puede tener este hecho.

Que sean tan extremadamente pequeñas como son, lógicamente, no hace sino dificultar la tarea. Solo recientemente se han desarrollado instrumentos capaces de detectar y analizar las nanopartículas.

¿Cuáles son los riesgos?

Algunos nanomateriales pueden dañar las células del organismo, mientras que otros han demostrado ser inocuos. Debido a su pequeño tamaño, algunos pueden llegar a lo más profundo de los pulmones al inhalarse. Una vez allí, pueden provocar inflamación. Otro riesgo es que algunos nanomateriales podrían entrar en el torrente sanguíneo y penetrar en órganos como el hígado, los riñones, el corazón o el bazo, donde podrían provocar enfermedades.

Los estudios realizados con ratas han demostrado que algunas nanopartículas son más proclives a provocar inflamación y cáncer que las mismas sustancia en un tamaño superior.

Las nanopartículas pueden penetrar en el organismo humano de tres formas diferentes:

  • pueden inhalarse;
  • pueden ingerirse a través de la comida o la bebida;
  • o pueden penetrar en el organismo a través de la piel.

¿Estamos expuestos?

A la hora de evaluar el riesgo de los nanomateriales, también debe saber si se encuentra expuesto a ellos. Los nanomateriales se encuentran en numerosos lugares, incluida la naturaleza. Por ejemplo, se dan en las cenizas de una erupción volcánica, en el polvo y en la brisa marina, pero también en entornos urbanos, como en los gases de los tubos de escape de vehículos diésel, por ejemplo.

Para evaluar su seguridad, necesitamos más información sobre muchos de los nanomateriales utilizados tanto en lugares de trabajo, como en productos de consumo.

La ECHA y otras autoridades están trabajando para aclarar de qué forma debe aplicarse la legislación en materia de sustancias químicas a los nanomateriales a fin de garantizar un uso seguro.

Más información sobre los nanomateriales y dónde se utilizan.
Logotipo del Observatorio de nanomateriales de la Unión Europea.

Route: .live2