Saltar al contenido

Búsqueda de sustancias químicas

Consulte nuestra extraordinaria base de datos para conocer mejor las sustancias químicas que se utilizan a diario en Europa.

Gracias a su labor en el terreno de la aplicación de la legislación sobre sustancias químicas de la Unión Europea, la ECHA ha creado la base de datos sobre sustancias químicas más amplia del mundo. Contiene información en inglés de unas 140 000 sustancias químicas, y esta cifra no para de aumentar.

La base de datos incluye más de dos millones de resúmenes de estudios sobre las propiedades de las sustancias químicas y su repercusión en los seres humanos y el medio ambiente. Explica asimismo cómo se clasifican tales sustancias (como corrosivas o inflamables, por ejemplo), y proporciona directrices sobre su utilización de manera segura.

Una proporción relativamente pequeña de estas sustancias (181 en el invierno de 2018) se clasifica como «extremadamente preocupantes» porque pueden provocar cáncer o mutaciones, alterar la fertilidad, o acumularse y persistir en el medio ambiente. En conjunto, sus entradas en la base constituye un gran volumen de información que la ECHA se ha comprometido a usar en beneficio del medio ambiente y la ciudadanía europea.

Encuentre las respuestas que necesita

¿Cómo afecta realmente una sustancia al cuerpo humano? ¿Irrita la piel o los ojos, o tiene un efecto mucho peor, como provocar cáncer? ¿Y en qué tipos de productos se utiliza? ¿Es perjudicial para el medio ambiente? y ¿cómo se libera? A todas estas preguntas se les da respuesta ahora en breves descripciones de cada sustancia química, a las que denominamos infocards o tarjetas informativas. Si desea obtener información sobre las sustancias a las que puede verse expuesto, este es un buen lugar para comenzar.

Es tan fácil como buscar una palabra en el diccionario: basta con anotar el nombre de la sustancia en el cuadro de búsqueda en la sección de Information on Chemicals (Información sobre sustancias químicas), y listo. La información se basa en los datos que las empresas han enviado a la ECHA para cumplir con la legislación de la UE. Si la sustancia se clasifica como extremadamente peligrosa, en la infocard también figura a qué supervisión la someten los reguladores a escala europea y nacional para velar por la protección de las personas y el medio ambiente. 


Route: .live2