Saltar al contenido

¿Y las alternativas más seguras?

La legislación de la UE sobre sustancias químicas promueve la sustitución de las sustancias químicas más peligrosas por otras más seguras. El uso de alternativas más seguras o, si la sustitución no es posible, la reducción de la exposición a las sustancias nocivas también dependen de usted.

Las sustancias carcinógenas, mutágenas o tóxicas para la reproducción se califican de «extremadamente preocupantes». Las sustancias extremadamente preocupantes pueden incluirse en una clasificación denominada «lista de sustancias candidatas». Desde allí pueden pasar a la «lista de autorización», lo que significa que solo pueden comercializarse para determinados usos autorizados. Si la sustancia que usted utiliza en el lugar de trabajo figura en la lista de sustancias candidatas o en la lista de autorización, probablemente, tarde o temprano, será necesario sustituirla por otra alternativa más segura. 

Un ejemplo de interés para los trabajadores es el MDA (4,4'- diaminodifenilmetano). Esta sustancia se utiliza como agente de endurecimiento en polímeros y como endurecedor en resinas epóxicas y adhesivos, con una elevada exposición de los trabajadores, sobre todo en empresas pequeñas. Aunque figura en la lista de autorización, ningún fabricante o usuario ha solicitado que se autorice su uso en el plazo límite establecido, lo que significa que, para aquellos usos identificados, se ha eliminado del mercado a partir del 21 de agosto de 2014.

El número de sustancias incluidas en la lista de sustancias candidatas está aumentando. Se actualiza dos veces al año. Su empresa debe saber si alguna de las sustancias que usted utiliza figura en dicha lista. Esta condición se aplica a la sustancia en sí, y a los casos en los que se encuentra integrada en una mezcla o en un artículo, y genera obligaciones adicionales para la empresa.

¿Cómo se controlan las sustancia de posible riesgo?

Autorización

La autorización da lugar a la sustitución progresiva de las sustancias extremadamente preocupantes por alternativas adecuadas en cuanto surgen nuevas opciones técnica y económicamente viables. Se trata de una medida temporal para garantizar que las sustancias extremadamente preocupantes se controlan de manera adecuada hasta su sustitución por alternativas más seguras.

Restricción

Las sustancias peligrosas también pueden restringirse en cuanto a su fabricación, su comercialización o su uso. Las restricciones conforme a REACH se adoptan cuando los riesgos resultan inaceptables y se requieren medidas de protección de las personas o el medio ambiente a escala de la UE. Las restricciones se aplican, por ejemplo, al amianto, al plomo en pinturas y al mercurio en dispositivos de medición.

Reglamento sobre biocidas

El Reglamento sobre biocidas pretende excluir las sustancias que se clasifican, por ejemplo, como carcinógenas, mutágenas o tóxicas para la reproducción. Promueve además la sustitución de los biocidas que contengan sustancias capaces de causar, por ejemplo, asma u otros problemas respiratorios. Estos productos no se autorizarán y se sustituirán por alternativas más seguras.

Pregunte a su empleador

Al realizar una búsqueda en nuestras bases de datos de sustancias químicas, si advierte que una sustancia utilizada en su lugar de trabajo se encuentra sujeta a una acción reguladora, inste a su empresa a que evite la necesidad de utilizar la sustancia química en cuestión, o a que considere su sustitución por una alternativa más segura. Esta actuación mejorará la seguridad en el trabajo y podría resultar beneficiosa para la empresa.

Consulte el portal sobre sustitución para recabar ideas que le ayuden a encontrar alternativas más seguras.


Route: .live1