Saltar al contenido

Sustancias químicas en productos de limpieza

Las sustancias químicas consiguen que los productos de limpieza funcionen. Es importante que compruebe siempre las etiquetas para utilizarlos de manera segura.

Tanto los detergentes de lavado, como los limpiadores multiuso, o los líquidos de lavavajillas, contienen sustancias denominadas surfactantes o tensoactivos. Reducen la tensión superficial entre el agua y la grasa (aceite líquido o grasa sólida), de forma que las dos pueden mezclarse, el agua puede retener la grasa y eliminarla mediante el lavado. Por este motivo, lavamos la ropa sucia con detergente, ya que este puede eliminar la suciedad en forma sólida o líquida.

Si examina los componentes de un producto de limpieza, observará asimismo otras muchas sustancias químicas. Por ejemplo, los detergentes biológicos contienen enzimas. Estas ayudan a descomponer y eliminar la grasa, pero también los alimentos y otros depósitos. También se utilizan diferentes sustancias químicas para proporcionar olor o color a un producto, o para ayudar a preservarlo.

Actividad reguladora para lograr productos más seguros

En la UE, existen diferentes normas concebidas para conseguir que la utilización de productos de limpieza resulte más segura. Por ejemplo, el Reglamento sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias químicas (el Reglamento CLP) regula el modo en que se etiquetan y envasan las sustancias químicas y los productos que las contienen. Si el producto contiene sustancias químicas peligrosas, debe etiquetarse con un pictograma y una explicación de lo que significa este. Esta medida ayuda a los consumidores a manejar el producto con seguridad y proporciona asesoramiento respecto a la manera de proceder en caso de accidente.

El Reglamento sobre detergentes garantiza que solo puedan comercializarse los detergentes con tensoactivos plenamente biodegradables. Además, sus etiquetas deben contener información sobre los componentes de los productos y la dosificación correcta. De este modo se protege a los consumidores frente a las alergias, y se contribuye a evitar el uso excesivo de detergentes.

¿Qué ocurre con los envases?

El Reglamento CLP también pretende que los envases sean más seguros para los niños. Los productos de limpieza que contienen sustancias químicas peligrosas no deben resultar atractivos para los niños, ni parecerse a los envases de alimentos o medicamentos. También deben cerrarse de forma que se impida a los niños abrirlos fácilmente, por ejemplo, con un tapón que requiera el uso de ambas manos para abrirlo.

Las cápsulas de detergente líquido deben ser resistentes a la presión y no podrán disolverse con excesiva rapidez. Contienen un agente aromatizante que produce un efecto repulsivo si un niño se coloca la cápsula en la boca. Además, el envase exterior de las cápsulas desechables debe ser opaco para dificultar que los niños puedan ver las cápsulas de su interior.

Consejos para un uso más seguro

  • Compruebe las etiquetas de los productos que utilice y siga las instrucciones para asegurarse de que los maneja y almacena de forma segura. Los pictogramas de peligro muestran el tipo de daño que el producto puede causar a la salud o al medio ambiente. Las etiquetas contienen asimismo información sobre el modo de proceder en caso de accidente.
  • Opte por los detergentes respetuosos con el medio ambiente con una etiqueta ecológica oficial, por ejemplo, la etiqueta ecológica de la UE o la nórdica.
  • Utilice siempre productos de limpieza siguiendo las instrucciones. Algunos productos pueden causar reacciones alérgicas e irritar la piel y los ojos. Por ejemplo, los desatascadores de desagües y los limpiadores del inodoro pueden contener sustancias corrosivas capaces de causar quemaduras graves en la piel y lesiones en los ojos. Los detergentes de lavavajillas, los agentes de descalcificación y los limpiadores de horno también pueden dañar gravemente su salud si no se manejan adecuadamente.
  • Recuerde que debe guardar los productos de limpieza fuera del alcance de los niños y los animales de compañía. Tenga cuidado asimismo de no mezclar productos de limpieza diferentes, y de no cambiar su envase para almacenar el contenido.

Más información


Route: .live1